Principal
El método levreriano
Principios
Talleres
Inscripciones
Conócenos
Directorio
Ligas de interes Ligas de interés



El método levreriano

Caricatura de Mario LevreroSi hemos de utilizar una palabra para caracterizar el método del taller de motivación a la escritura, ésta sería: libertad.

La libertad en la creación nos ayudará a descubrir a nuestro ser interior, de donde partiremos hacia el encuentro del estilo personal. Sin embargo, el proceso de lo interno —aunque nos brinda una gran sensibilidad y por tanto un mayor gozo desde nuestros sentidos—, no sólo no es fácil, sino es en verdad arduo, hasta doloroso, quizá; nos reconoce vulnerables, frágiles, y es por ello que le rehuimos. Queremos evitar la vulnerabilidad a toda costa, por lo que entonces dirigimos nuestros pasos hacia la literatura astuta, exitosa seguramente y superficial inevitablemente.

Pero yo agregaría otra palabra más: respeto. Veamos por qué.

Si echamos un vistazo atrás en lo que a enseñanza se refiere, podemos encontrar que nuestros abuelos, nuestros padres e incluso muchos de nosotros mismos aprendimos a leer, a escribir y a sumar, a punta de reglazos; los maestros nos jalaban las orejas haciéndonos sentirlas grandotas y ardiendo.

Afortunadamente, hoy cada vez son más los chicos que conservan intactas sus orejas. ¿Esto qué quiere decir? Pues que si de aprender se trata, todos aprendemos de un modo u otro. Pero sigue otra pregunta ¿qué es lo que perseguimos al enseñar? No nos podemos quedar en el mero aprendizaje.

Aprender es también vivir y eso lo sabemos todos; yo me pregunto entonces ¿por qué hemos de aprender a golpes? Para golpes, los que nos tiene reservados la vida.

Sólo el que no tiene un espíritu poderoso, persigue crear su poder a través de la violencia, sean policías o profesores.

En los talleres levrerianos no hay competitividad; exacerbar los celos y rencores nos acerca a procesos destructivos. Cada alumno crea sus relatos a partir de su propia personalidad; aquí no hay estilos a seguir, no hay clones, no hay descartes por no coincidir con ¿qué? o ¿quién? El punto central es la sustancia que encierra la creación del alumno, es decir, del escritor en potencia; hasta donde llegue cada uno será solamente cuestión de su voluntad, nada más.

Escribir con el alma es la única forma de rendirle homenaje a la literatura. Despertemos, pues, nuestra alma dormida.





Taller Literario
Virtual



Taller Literario Presencial



Taller de Corrección
de Textos




Mario Levrero


Carmen Simón


Logros del Taller
Los Cuentos del Arcángel



La Imaginación


[Principal] [El método levreriano] [Principios] [Talleres] [Inscripciones] [Conocenos] [Directorio] [Ligas de interés] [Taller Literario Virtual]
[Taller Literario Presencial] [Taller de Corrección de Textos] [Logros del Taller] [La Imaginación]

Fecha de actualización: 27.05.2007 . Copyright © 2007 Taller Literario de Motivación a la Escritura
Informes: informes@taller-literario.com
Cualquier asunto relacionado con esta página, favor de mandar un correo a webmaster@taller-literario.com

27.05.2007